Apuntes de cuarentena (II)

Apuntes de cuarentena (II)

Una foto de cuándo podíamos salir a la calle. De hecho, aquel día paseaba por Florencia. Me llegan a decir que un año después van a cerrar Italia y no me lo creo. Me llegan a decir que un año después voy a tener que estar encerrado en casa catorce días –como mínimo– y no me lo creo.

Recibo el mismo meme y el mismo vídeo continuamente. Por grupos de WhatsApp diferentes. Mi papel –eso me gusta pensar– es compartirlo en otros grupos en los que creo que todavía no ha llegado. Me contestan “Sí, ya me lo han pasado”. En esa frase se basa mi día.

He hecho una tabla de horarios, con diferentes actividades a diferentes horas del día. Lo que se conoce como un planning, con una rutina de abdominales, un rato para leer y otro para cocinar. De momento, no lo he cumplido ningún día pero os mantendré informados.

Cuando nos dejen salir –ojalá sea más pronto que tarde– no me quiero imaginar cómo se van a poner los bares.

Hablando de bares. ¿Cómo nos vamos a saludar cuando todo esto acabe? ¿Volverán los dos besos en la mejilla? ¿Qué va a pasar con los abrazos?

Que dure esto lo que tenga que durar, pero que no cambien los abrazos.